Las Increíbles Propiedades del Aceite de Argán

El aceite de argán puro es una verdadera joya para el cuidado facial, corporal, incluso capilar.

Es un aceite extraordinario, cuya eficacia, demostrada durante siglos, está siendo corroborada por todos los estamentos médicos, científicos y farmacéuticos.

El Aceite de Argán está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, distribuidos de la siguiente forma:

  • Ácido oleico en un 45%.
  • Ácido linoleico (vitamina F), en un 35%.
  • Ácido alfa-linolénico en un 15%.
  • Ácido gamma-linolénico en un 3%.
  • Ácido araquidónico en un 1%.

Propiedades del Aceite de Argán

  • Contiene grandes cantidades de tocopherol (vitamina E natural), tres veces más que el aceite de oliva, carotenoides, de los que la mitad son betacarotenos (precursores del ácido ascórbico, vitamina A), fitoesteroles (raramente encontrables en los aceites vegetales, y escualeno, potente antioxidante y protector cutáneo.

La presencia de los esteroles mencionados ha suscitado el interés de médicos e investigadores. Ningún otro aceite vegetal presenta una concentración tal de esteroles distintos como el aceite de argán.

✔️ El aceite de argán es rico en escualeno (320mg/litro), una concentración extremadamente alta teniendo en cuenta que suele ser bastante débil en el mundo vegetal. Comparado con el aceite de oliva o almendra, el argán tiene la más alta concentración de ácidos grasos esenciales y ácidos linoleicos en asociación natural.

aceite de argan

👉 Estas grasas insaturadas esenciales no pueden ser sintetizadas por el organismo, y necesariamente deben obtenerse mediante aporte externo (tanto en dieta como mediante la aplicación de cosméticos), se trata de nutrientes de carácter vital que están implicados en los procesos fisiológicos y bioquímicos relacionados con la regeneración de los tejidos del organismo. Por lo que desarrollan un papel relevante en el tratamiento de cicatrices, arrugas, además de aportar al tejido cutáneo tersura y suavidad.

✔️ Como hemos dicho anteriormente, tiene una gran cantidad de tocopherol, mucho más que el aceite de oliva, pero no solamente se trata de cantidad, sino también de calidad.

👉 Hasta hace relativamente poco tiempo se creía que los alfa-tocoferoles representaban la forma más activa de vitamina E, sin embargo, más recientemente se ha demostrado que los gamma-tocoferoles, predominantes en el aceite de argán, son mucho más eficaces, explicando con ello los buenos resultados que ofrece el aceite de argán combatiendo la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel.

✔️ Por otra parte, el argán también favorece la restauración y el equilibrio de la capa hidrolipídica de la piel, y por ello permite una mayor absorción de sus nutrientes. En consecuencia, otorga a la piel de mayor elasticidad, suavidad y luminosidad.

Con todo ello, el aceite de argán, sólo por sí mismo, es capaz de hidratar, evitando la pérdida de agua transepidérmica, proteger, restaurando el equilibrio de la capa hidrolipídica, y nutrir, mediante el aporte de los ácidos grasos insaturados responsables de esas grandes cualidades regeneradoras.

👉 Además no es comedogénico, no obstruye los poros, que lo hacen ideal para las personas…¡¡¡CON PIEL GRASA!!!…, que tienen tendencia a desarrollar acné y que mediante un tratamiento con aceite de argán pueden obtener resultados muy favorables en la recuperación de cicatrices o signos residuales de dicha patología, aunque por pura lógica se puedan mostrar reacios a su uso, por la inconveniencia que puede suponer tratar una piel grasa con un aceite.

Y por si fuera poco, también fortalece el cabello y las uñas quebradizas, proporciona brillo y vigor al cabello seco. Ello se debe a su contenido en lupeol, precursor de los queratinocitos, células que forman la queratina que es el principal componente de la epidermis, de las uñas y del cabello.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *